El 10 de septiembre, en la iglesia parroquial de Yosa de Sobremonte, tendrá lugar la entrega de los VI Premios En Clave de Aragón, a la que asistirán el diputado provincial y presidente de la Comisión de Desarrollo y Sostenibilidad, Roque Vicente, y la alcaldesa de Biescas, Nuria Pargada, entre otras autoridades aragonesas.

La Reserva de la Biosfera de Ordesa-Viñamala, el escritor Enrique Satué, y Casa de Ganaderos, serán los Premios En clave de Aragón de esta edición. Estos galardones destacan la labor de instituciones, asociaciones, empresas o personas que contribuyen al conocimiento y progreso de los municipios aragoneses afectados por la despoblación.

Reserva de la Biosfera de Ordesa-Viñamala, “Por la conservación de la diversidad biológica, cultural y el desarrollo económico – social”.

La Reserva de la Biosfera de Ordesa-Viñamala tiene el honor de ser una de las dos primeras reservas de la biosfera declaradas en España. Es una de las mejores representaciones de los ecosistemas de montaña del Pirineo, y en concreto de los sistemas naturales ligados a formaciones de erosión y glaciarismo, y extensas formaciones vegetales de singular valor. Su directora, Elena Villagrasa, será la persona que reciba la distinción en nombre de la Reserva.

Contaba inicialmente una extensión de 51.396 hectáreas, ocupando los territorios de la antigua Reserva Nacional de Caza de Viñamala, y la superficie del Parque Nacional de Ordesa anterior a su ampliación de 1982.

En mayo de 2013 es ampliada, extendiéndose por los municipios de Biescas, Hoz de Jaca, Panticosa, Sallent de Gallego y Yesero, en la Comarca del Alto Gallego, y por Bielsa, Broto, Fanlo, Puertolas-Escalona, Tella-Sin y Torla en la Comarca de Sobrarbe.

Las Reservas de la Biosfera son territorios que han sido reconocidos internacionalmente como tales en el marco del Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB) de la UNESCO, cuyo objetivo es armonizar la conservación de la diversidad biológica y cultural y el desarrollo económico y social a través de la relación de las personas con la naturaleza. Se establecen sobre zonas ecológicamente representativas o de valor único, en ambientes terrestres, costeros y marinos, en las cuales la integración de la población humana y sus actividades con la conservación son esenciales.

Enrique Satué, “Por transmitir la cultura tradicional altoaragonesa”.

Maestro, profesor y escritor aragonés natural de Sabiñánigo, aunque hijo de padres emigrados de Sobrepuerto. Es licenciado en Filosofía y Letras y doctor en Geografía e Historia y autor de ensayos sobre Historia y etnología del Alto Aragón y, especialmente, la tierra de su familia que es Sobrepuerto. Fue el director del Museo Ángel Orensanz y Artes del Serrablo de Sabiñánigo desde 1988 hasta 2007.

Ha sido director del Centro de Profesores y Recursos de la Diputación General de Aragón en Huesca.​ Su tesis doctoral, titulada “Religiosidad popular y romerías en el Pirineo”, ganó el tercer premio del certamen Premios de Investigación Cultural Marqués de Lozoya en 1988. Es miembro de la Asociación de Amigos del Serrablo, con la cual ha escrito también algunas de sus obras y de cuya Junta de Organización ha sido miembro durante años.

El libro “El Pirineo abandonado” (1983), fue decisivo para que Julio Llamazares escribiera su conocida novela «La lluvia amarilla», ambientado en Ainielle, según ha confesado el escritor leonés. ​ Llamazares firma el prólogo a la edición por PRAMES de la obra “Ainielle, el recuerdo amarillo” (2003) de Satué.

Casa de Ganaderos, premio «Aragón, alimentos nobles. Por su defensa de la agroalimentación aragonesa histórica, sostenible y de calidad».

El origen de esta institución se remonta a los años medievales del esplendor del Reino de Aragón. El 18 de mayo de 1218 Jaime I el Conquistador firma un privilegio nombrando al Justicia de los Ganaderos de Zaragoza, otorgándole la jurisdicción civil y criminal en todos los asuntos relacionados con la ganadería.

Desde la Dirección General de Innovación y Promoción Agroalimentaria del Gobierno de Aragón, han querido entregar el premio En clave de Aragón- “Aragón, alimentos nobles” a la firma más antigua de España, Casa de Ganaderos, por tres motivos: “Por la incuestionable relevancia histórica de esta institución, por la importancia del ovino para arraigar a la población en el medio rural, y por ser aliados en la prevención de incendios forestales”.

En nombre de la institución recogerá la distinción el historiador Armando Serrano, como director de la Fundación Casa de Ganaderos,  cargo que compagina como secretario de la Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis, al que se le realizará un especial reconocimiento “por su labor divulgativa y por su defensa de la agroalimentación aragonesa histórica, sostenible y de calidad».

El acto estará amenizado por actuaciones de las formaciones aragonesas Muro Kvartet y Schola Cantorum Paradisi Portae.

Chinese (Simplified)EnglishFrenchGermanRussianSpanish