El gerente de la histórica firma Casa de Ganaderos, Carmelo Heras, nos explicará los motivos por los que la ganadería extensiva es tan favorable para combatir la despoblación.

Su postura es compartida por colectivos como la Asociación de Entes Locales del Pirineo Aragonés (Adelpa), que se refiere a este tipo de ganadería como una herramienta fundamental para la preservación del medio ambiente, del paisaje en las comarcas pirenaicas y para hacer frente al proceso de despoblación del territorio.

Recientes ponencias como la de Isabel Casasús, investigadora de la Unidad de Producción y Sanidad Animal del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (CITA) de Aragón, han expuesto aspectos como la importancia económica y la distribución geográfica en Aragón, para enlazar con su función como actividad económica vital para mantener el tejido social en el medio rural y producir alimentos de calidad ligados al territorio.

La intervención de Carmelo Heras abordará esta cuestión desde una perspectiva histórica. El origen de Casa de Ganaderos se remonta al medioevo, en pleno apogeo del Reino de Aragón. El 18 de mayo de 1218 Jaime I el Conquistador firma un privilegio nombrando a Domingo de Montealtet Justicia de los Ganaderos de Zaragoza y otorgándole la jurisdicción civil y criminal en todos los asuntos relacionados con la ganadería. Solo once años después aparece ya un documento en el que se nombra la institución como Casa de Ganaderos o Cofradía de San Simón y San Judas (nombre con el que se la conocía en la Edad Media por ser estos sus Patronos) y aparece la figura del Justicia como cabeza de la organización de la misma.

Foto: Fundación Casa de Ganaderos.
Detalle del libro de actas de Casa de Ganaderos de 1472 a 1494. Signatura: Caja 60, ligamen 18, nº 1

Chinese (Simplified)EnglishFrenchGermanRussianSpanish