La ganadería de montaña es un sector que contribuye a fijar la población y mejorar la economía de la zona, además de que ayuda a mantener el paisaje y colabora en la lucha contra incendios pero requiere que los gobiernos tengan “las ideas muy claras” del territorio por el que hay que apostar.
El presidente del Colegio de Ingenieros Técnicos Agrícolas de España, Javier Lorén, participó el pasado mes de marzo la jornada técnica “Ganadería de Montaña y Despoblación”, organizada por este organismo y el de Aragón con motivo de la Feria Internacional de Producción Animal que se celebró en Zaragoza.
Aunque la agricultura de regadío también es un elemento sustentador de la población, Lorén incidió en que lo que hay que poner en valor es la agricultura de montaña, porque además de servir para fijar población y generar economía, ayuda también a mantener “esos paisajes con unas características concretas que de desaparecer la agricultura o ganadería de montaña, también desaparecerían”.

El director de la fundación Casa de Ganaderos y académico de la Real de San Luis, Armando Serrano (en la imagen), ofrecerá una charla sobre esta cuestión en el inicio de las actividades programadas en la próxima edición de En Clave de Aragón. Casa de Ganaderos es una cooperativa con 800 años de historia, cuyo origen se remonta a mayo del 1218 con firma y sello real impresas de puño y letra por Jaime I el Conquistador. Su objetivo era ganarse adeptos con poder, por lo tanto no podía obviar a los ganaderos de ovino de Zaragoza, uno de los grupos de presión más potentes de la época con una significativa fuerza económica y social.

Fuente: Oviespaña

Más información en: https://www.oviespana.com/informacion-de-ovino/servicio-diario-de-noticias/noticias/la-ganaderia-de-montana-fija-la-poblacion-y-mejora-la-economia-de-la-zona